Tendencias tecnológicas del turismo que ya están aquí

La última revolución tecnológica asociada a los cambios en la sociedad de la información e Internet han marcado la última y más espectacular evolución del turismo de su historia.

Los viajes y el transporte después de los modelos de reservas online han dejado de ser lo mismo. Las tecnologías de la comunicación han acercado a los viajeros toda la oferta de los proveedores y han cambiado radicalmente el papel de los proveedores.

La tecnología ha permitido a los turistas tener un mayor y mejor acceso a la información y a diferentes ofertas, lo que les ha dado una renovada posición de poder que ha transformado toda la industria del turismo.

App Reserva y opinión online

Con más de 4.000 millones de teléfonos inteligentes en 2016, los smartphones son una nueva ventana abierta a lo que pasa en el mundo que va camino de desbancar de su trono a la televisión y al cine. El esfuerzo de los proveedores de servicios se orienta ahora a sostener una comunicación individualizada con sus clientes, basada en experiencias personales y en el reconocimiento de gustos y patrones de consumo.

Ese es el ecosistema en el que se está moviendo ya el marketing turístico en estos momentos. Pero ¿cuáles serán las otras tendencias tecnológicas en las que se apoyará la gestión turística con más futuro?. ¿Hacia dónde vamos, hacia dónde nos llevan a los viajeros, hacia dónde deben ir las inversiones del sector turístico?.

Éstas son las tecnologías que se van a desarrollar como parte de la gestión de la actividad turística y de la experiencia antes, en y después de acudir a los destinos:

– El cloud computing y Big Data. La información relevante de cualquier persona o servicio está en la Nube, o lo que es lo mismo, fragmentada de manera exponencial en millones de datos en Internet, esto por una parte facilita la gestión de la información, pero por otra parte obliga a las empresas de turismo a informatizarse y utilizar herramientas de gestión y almacenaje de información para adaptarse a la revolución del cloud computing, un ejemplo lo tenemos con R2 Docuo, un software de gestión documental que se está implantando en múltiples sectores productivos respondiendo a esas necesidades crecientes de organización de la documentación que generan todas estas empresas.

Inversiones

Las empresas turísticas cada vez más estarán obligadas a invertir parte de sus beneficios en capturar la información que más les puede interesar de toda la que está disponible y que se refiere a sus potenciales clientes y a sus hábitos de viaje y de ocio. Datos ingentes que se conocen como Big Data, que, luego, debidamente procesados, se usarán para ofrecer sus propuestas de ocio y de viajes a quienes saben que están interesados por ellos.

Las wearables. Es la forma con la que se denomina a la comunicabilidad 2.0. En la que aquello que llevamos encima o con lo que nos movemos, relojes, ropa, coches o zapatillas deportivas, se conectan en red a través de Internet para garantizar al viajero lo que desea en el momento que más lo necesita. Hablamos de un modelo de ultraconectividad al servicio del turista y de su comodidad.

El nuevo papel de las redes sociales y de las apps. Los social media cambiarán la forma en la que los viajeros van a preparar sus viajes y para saber de sus destinos en tiempo real. Las redes sociales cada vez más pondrán en contacto a los destinos y a los alojamientos con sus clientes que podrán saber de primera mano qué se les ofrece en el último minuto. Los hoteles podrán relacionar con su perfil a usuarios que formarán parte de las marcas con la vinculación comercial que ello conlleva. Las aplicaciones exclusivas serán canales de comunicación más especializados y aún más directos. El más claro ejemplo lo tenemos con Tripadvisor, una compañía que ha utilizado su aplicación para smartphone para facilitar las mejores propuestas en cualquier localidad ya sea en la búsqueda de alojamiento, sitio donde comer o actividades a realizar, Reservar Parking un portal que facilita al máximo la elección de una reserva de parking en el aeropuerto o con Airbnb que utiliza las calificaciones de sus clientes para valorar la calidad de los establecimientos y atención recibida.

La robótica en la gestión turística. En Japón, las recepciones de algunos hoteles ya han sido tomadas por los robots que se encargan de los chequeos de entradas y de salida con supervisión remota. Esos robots no tienen que tener la forma humanoide que imaginamos, sólo tienen que ser eficientes y discretos, lo mismo que un cajero automático de un banco.

El futuro tecnológico del turismo ya se divisa en el horizonte que amanece.