Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia

Ciudad de las Artes y las Ciencias, un futuro que fluye por el Turia

La Ciudad de las Artes y las Ciencias (CAC) de la ciudad de Valencia es un gigantesco complejo arquitectónico, cultural y para entretenimiento situado en el cauce seco del río Turia a su paso por la capital. La Ciudad de las Artes y las Ciencias es hoy por hoy el principal atractivo de la ciudad de Valencia, por encima incluso de las referencias del patrimonio de su casco histórico. Las cifras de visitantes al complejo se han ido incrementando en los últimos años.

Ciudad de las artes y las ciencias de Valencia

Las edificaciones son de tal entidad que han dado lugar a la denominación de un barrio con nombre propio en la zona de Quatre Carreres. Las construcciones aprovecharon la zona ajardinada del cauce del Turia que había sido rehabilitada en la década de 1980 y el desvío del cauce habilitado tras la Gran Riada de Valencia unos años antes.

El conjunto monumental se levantó en la década de 1990 y en los primeros años del siglo XXI. La última de las obras del complejo, el denominado Palacio de las Artes, no se inauguró hasta finales de 2005.

La obra fue encomendada al arquitecto Santiago Calatrava, que contó con la colaboración de Félix Candela. La nota más característica de la obra de este arquitecto es el empleo del cemento blanco y la aplicación de una estética basada en diseños curvos y sinuosos.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias está formada por seis grandes conjuntos arquitectónicos, el Hemisférico (Hemisfèric), el Museo de las Ciencias Prínicipe Felipe, El Umbracle, el Oceanográfico, el Palacio de las Artes y el Puente del Azud del Oro.

Hemisférico y Umbracle

El Hemisférico es un conjunto arquitectónico inquietante con forma de ojo y de grandes dimensiones. Alberga un cine IMAX y un planetario. El Hemisférico fue la primera de todas las obras que se abrieron al público.

El Umbracle es diferente, es un jardín público de carácter urbano que está integrado en el área de los edificios. La construcción muy airosa y de estilo vanguardista se ordena sobre el terreno con una serie de arcadas en paralelo con el aspecto de un umbráculo. Todo, cubre un jardín largo y estrecho tapizado por palmeras y otras especies vegetales de la cuenca del Mediterráneo. Toda la estructura está hecha de quebradizo blanco, un estilo muy típico de Calatrava que remite a la cultura del azulejo mediterránea.

El Museo de la Ciencia Príncipe Felipe tiene el aspecto de un dinosaurio varado en la tierra, con todo su esqueleto a la vista. Alberga el museo de la ciencia. El museo se extiende sobre 26.000 metros cuadrados de superficie y su lema es ‘Prohibido no tocar, no sentir, no pensar’, en alusión a su vocación por estimular la experiencia de compartir y entender los avances de la ciencia y de la tecnología.

El Oceanográfico, por su parte, es un parque acuático con una finalidad eminentemente lúdica, aunque siguiendo una filosofía científica. Se inauguró a finales de 2002. Se sitúa en el Jardín del Turia y es obra de Félix Candela y de los ingenieros Carlos Lázaro y Alberto Domingo.

El Oceanográfico tiene un área de 10.000 metros cuadrados y con sus 42 millones de litros de agua pasa por ser el acuario más grande del continente europeo. En sus aguas cerradas están reunidas 550.000 especies diferentes correspondientes a más de 40.000 animales vivos. Hay peces, mamíferos, aves, reptiles e invertebrados.

El agua salada del acuario se bombea desde la Playa de la Malvarrosa, agua que pasa por una estación que controla sus características físicas, su calidad y su salinidad con la finalidad de ofrecer los niveles más óptimos para cada uno de los ecosistemas reproducidos en el entorno recreado. En una piscina aneja tienen lugar exhibiciones de delfines, además de salas para actividades divulgativas y formativas, un auditorio, un área administrativa y un espacio para el trabajo de investigadores y biólogos.

Palacio de las Artes

El Palacio de las Artes Reina Sofía es el conjunto más destacado en cuanto a tamaño y volumen de todo el área, cubre un área de 37.000 metros cuadrados. Su función es ser marco para eventos culturales, para audiciones de música, ópera, para teatro y piezas de danza. Fue inaugurado en 2005 y tiene una longitud en su eje más largo de 163 metros, su anchura alcanza los 87 metros.

El edificio cuenta con cuatro zonas diferenciadas, una sala principal, un aula magistral, un anfiteatro y un teatro de cámara. La sala principal está pensada para representaciones de óperas. Tiene una capacidad para 1.700 espectadores sentados, con patio de butacas y cuatro niveles de asientos por encima de ella. El Aula Magistral tiene una capacidad para 400 espectadores. El Anfiteatro, para 1.500 espectadores. El Teatro de Cámara es una construcción adyacente al palacio y su capacidad alcanza los 400 espectadores.

Otro de los edificios principales del complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias es el Ágora, inaugurado en 2009. Se trata de un edificio de naturaleza multifuncional que adopta la forma de una gran plaza cubierta. En la actualidad es la sede del Open de Tenis de Valencia.

El Puente del Azud del Oro es una construcción complementaria del sistema vial de la Ciudad de las Artes. Un puente atirantado que une la Ronda Sur de Valencia con la calle de Menorca y la Ronda Norte. Su estructura pilona es el punto artificial más alto de la ciudad.

La obra de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias no está acabada, en el proyecto inicial figuraba la construcción de tres rascacielos, tres torres que debían denominarse y representar a cada una de las provincias de la Comunidad Valenciana, Castellón, Alicante y Valencia. El estilo ideado para estas construcciones que están sobre el papel es la forma denominada ‘Turning Torso’, un giro sobre el eje de la forma exterior de las construcciones.

Más información sobre la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia